Cactus

Hola, yo soy: Carlos Cactus

Por supuesto, los cactus no deben faltar en tu Urban Jungle. Aunque al principio parecen un poco mezquinos con sus espinas dorsales, son compañeros de cuarto muy tranquilos y se sienten cómodos en todas las habitaciones de tu hogar. Por encima de todo, les gusta vivir en compañía y están contentos si están con muchos otros amigos cactus.

  • Esfuerzo:
  • Agua:
  • Alimentación:
  • Luz:

Los cactus provienen de América Central y del Sur y son considerados indestructibles. Aunque un cactus es generalmente un compañero de cuarto que necesita poco mantenimiento, él está más feliz cuando lo cuidas. Los cactus tienen un metabolismo lento y por lo tanto sin darte cuenta mueren lentamente. Para salvar tu cactus de este destino, sigue estos pequeños consejos.

La mejor ubicación para tu cactus

A los cactus les gusta los lugares cálidos y luminosos entre 20 y 35 grados. Por supuesto, si quieres obtener una auténtica jungla de cactus y otros compañeros de cuarto, no todos pueden estar en la luz directa. Separa los diferentes tipos de cactus  siguiendo esta norma: cuanto más oscuro es el color de la planta, más oscuro puede ser el lugar y cuanto más clara, más sol tolera.

Consejo: Intenta girar tus cactus después de unas semanas. Como siempre están creciendo en la dirección de la luz, con el tiempo se irán inclinando de la maceta y pueden llegar a salirse.

Si la temperatura exterior es de más de 10 grados, también puedes poner tu cactus en el balcón. Asegúrate, sin embargo, que está protegido de la lluvia; a él no le gusta en absoluto.

Plantar y replantar tu cactus

Como los cactus crecen en el desierto, necesitan un hábitat adaptado. No les pongas un substrato normal, sino uno especial para cactus, como nuestro Cactus Love. Si cuidas tu cactus, se acabará volviendo demasiado grande para su maceta y deberá ser replantado. Como a los cactus les gusta pinchar, puedes tocarlos con unas pinzas de cocina para pasta o usar una capa gruesa de papel de periódico en los cactus más grandes. Puedes encontrar instrucciones detalladas para replantar tus cactus aquí.

Consejo: Debes replantar tus cactus cada tres o cuatro años para que crezcan lo mejor posible.

Regar correctamente tu cactus

Los cactus generalmente pueden vivir sin agua durante mucho tiempo, porque almacenan el agua en sus hojas gruesas durante semanas. Por lo tanto, intenta regar muy pocas veces y asegúrate de que no haya demasiada agua en el fondo de la maceta.

Cuando riegues tu cactus, él tomará fácilmente un largo trago de agua. Luego almacena todo en sus hojas gruesas y puede esperar un nuevo riego hasta que el suelo esté completamente seco.

  • Verano: regar cada 1-2 semanas.
  • Primavera y otoño: regar cada 4 semanas.
  • Invierno: regar cada 6-8 semanas.
Abona correctamente tu cactus

Los cactus crecen muy lentamente, a diferencia de otras plantas. Si los alimentas con un fertilizante universal, crecerán rápidamente pero de manera poco saludable y morirán antes. Elige un abono especial para cactus, como nuestro fertilizante Cactus Love, que aportará nutrientes a la planta más lentamente, asegurando un crecimiento saludable.

Fertiliza tu cactus cada tres semanas, de mayo a agosto.

Tu cactus en invierno

En invierno, el cactus toma un descanso en su crecimiento y por lo tanto requiere menos cuidados. En esta fase de descanso, el cactus reúne todas sus energías para deleitarte en el verano con sus hermosas flores. Para que el cactus pueda conseguir su merecida hibernación, debes tener cuidado de no colocarlo demasiado cerca de un calefactor y puedes colocar una capa aislante de madera o corcho debajo de la maceta. Así, no pierde la humedad tan rápido, puede tomar un auténtico descanso y no necesitarás regarlo.

Publicaciones relacionadas

Cultivo de cactus y suculentas

Fertiliza adecuadamente

Trasplante paso a paso