¿Te gusta comer verduras frescas? ¿Qué tal si cultivas tus propios vegetales? ¡No es tan difícil como parece! Aquí descubrirás qué necesitas para cultivar hortalizas.

¿No sería agradable sentarse en verano en el balcón y cosechar sus propias verduras para hacer una ensalada fresca? ¿No tienes jardín? No hay problema: en su lugar, también puedes usar tu balcón, tu pequeña terraza o simplemente el alféizar de la ventana para tus plantas. Esto no solo dará un aspecto elegante a tu piso, y va más allá de hacer una ensalada. Tendrás tu propia cosecha y te ahorrarás ir al supermercado. También evitarás los envases que causan residuos innecesarios. Y seamos sinceros: las verduras que cultivas tú mismo tienen el doble de sabor, porque has sido tú el que las ha hecho crecer, ¿verdad?

¡Incluso los tomates cosechados saben mejor!

Paso 1: ¿Qué ubicación debes elegir para tus verduras?

Primero revisa los espacios que tienes disponibles: ¿En qué lugar pondrás las plantas, dónde obtienen suficiente luz? ¿Estarán bajo el sol ardiente? Piensa dónde podrían crecer tus plantas y luego decide qué tipos de vegetales te gustaría cultivar.

Paso 2: ¿Debes compras semillas o plantas?

Si estás comenzando tu carrera de jardinería, compra plantas preparadas en macetas para iniciarte. Puedes colocarlas directamente en el balcón y no tendrás que esperar mucho tiempo para su cosecha.

Si estás buscando el desafío, compra semillas y observa cómo crecen las plantas jóvenes después de la siembra. Muchas verduras se pueden sembrar a partir de marzo, cuando el sol vuelve a brillar más. A partir de mayo, las plantas de semillero pueden trasplantarse en el  balcón, en una maceta más grande y ya en julio, ¡puedes tener la cosecha!

Paso 3: ¿Qué substrato es adecuado para cultivar hortalizas?

No importa si eliges plantas o semillas, necesitas substrato especial para cultivar vegetales. Las verduras necesitan muchos nutrientes en comparación con otras plantas, por lo que una tierra de maceta normal no es suficiente para un crecimiento saludable. Así que elige un suelo vegetal especial, como el Kitchen Passion. Está dotado de nutrientes y ayuda a las plantas a comenzar un crecimiento saludable desde el principio.

Kitchen Passion Substrato

Para frutas y vegetales

Paso 4: ¿Qué verduras debes elegir?

Todas las plantas, como nosotros los humanos, tienen necesidades diferentes. Si estás comenzando tu propio cultivo de verduras, no debes atreverte directamente con un sofisticado aguacate, sino comenzar con los clásicos. Estos incluyen, por ejemplo, tomates, lechuga y rábanos.

Un clásico: el tomate. 

¿Eres más de ensalada, pizza o te gustan en rodajas? Ten en cuenta lo siguiente, si deseas cosechar tomates en casa rápidamente:

  • No solo los sabrosos tomates cherry, sino también los tomates más grandes para ensalada o para acompañar carnes, tienen suficiente espacio en una maceta en el balcón o terraza
  • Los tomates necesitan un suministro continuo de agua para un crecimiento saludable. Demasiada agua hace que la piel se agriete y sería susceptible a enfermedades fúngicas y bacterianas y muy poca humedad asegura una mala cosecha. Así que asegúrate de no regar demasiado ni dar a tus plantas estrés por sequía. Es mejor elegir un lugar protegido pero con mucho sol para los tomates.
  • Para prevenir enfermedades causadas por hongos: ¡Nunca vierta el agua sobre las hojas de los tomates, sino siempre directamente sobre el substrato!

Del balcón rápidamente a la mesa: la ensalada 

  • A las hojas de lechuga les gusta el sol, pero también están a gusto con la penumbra. Se desarrollan especialmente a mediados del verano con radiación solar media, pero también en un balcón al este o al oeste.
  • La lechuga necesita un suelo constantemente húmedo, pero no viertas el agua sobre las hojas, sino directamente sobre la tierra.
  • Se puede cosechar de mayo a octubre: el período adecuado para cenar una deliciosa ensalada de nuestra propia cosecha

También puedes cultivar ensaladas tú mismo.

Estupendo y picante: el rábano

Por lo general, abren la temporada en el huerto porque pueden sembrarse temprano y pueden cosecharse rápidamente debido a su corta temporada de crecimiento.

  • Los rábanos están bien con sombra parcial; no es necesario un lugar en la luz intensa.
  • Las deliciosas hortalizas de raíz necesitan un suelo constantemente húmedo. Pero ten cuidado: no riegues demasiado, ya que de lo contrario se producirán encharcamientos.
  • En verano, puedes cosechar los rábanos solo tres o cuatro semanas después de la siembra. La mejor manera de comerlos son frescos pero puedes conservarlos en un paño húmedo en la nevera durante algunos días.

Consejo: haz que el cuidado de tus verduras se vierta en la rutina de la mañana, luego puedes comenzar el día fácilmente con la conciencia tranquila, y pronto tendrás tu cosecha.

Paso 5: ¿Qué nutrientes necesita tu planta?

Además de un buen substrato y la cantidad correcta de agua, los nutrientes son esenciales para tus plantas. Especialmente en estos tipos de vegetales, existen los llamados comedores débiles, medianos y exigentes ​​que necesitan diferentes cantidades de nutrientes. 

  • Los más débiles incluyen la mayoría de las hierbas aromáticas, así como los guisantes y los rábanos: pueden crecer con muy pocos nutrientes.
  • Un poco más de “alimento” es lo que necesitan los comedores medios como fresas, coles y zanahorias.
  • Exigentes son los tomates, pepinos, calabacines y repollos.

Como alimento para tus hortalizas recomendamos la gama de fertilizantes Kitchen Passion. Puedes usar las varitas de fertilizante, que simplemente se clavan en el substrato y se riegan brevemente. También puedes probar el fertilizante líquido de Kitchen Passion directamente en el agua de riego y, por lo tanto, alimento y bebida en un solo paso. Por el contrario, si lo que quieres es un efecto duradero, los gránulos de fertilizante son los más adecuados.

Kitchen Passion Nutrientes

Para frutas y vegetales

Sea cual sea el abono que elijas, con una nutrición adecuada, tus vegetales serán particularmente aromáticos. ¿Ya se te hace la boca agua?

Más publicaciones

Fertiliza adecuadamente

Trasplante paso a paso

Cultivo de cactus y suculentas